El escuadrón suicida de Chernobil en HBO: actualizando mi investigación - Rais Busom Thinking Lab

Rais Busom Thinking Lab

BLOG DE PENSAMIENTO DIGITAL: ONTOLOGÍA, SOCIEDAD DIGITAL, BLOCKCHAIN, INNOVACIÓN, PERSONAS Y ROBOTS

Post Top Ad

El escuadrón suicida de Chernobil en HBO: actualizando mi investigación

El escuadrón suicida de Chernobil en HBO: actualizando mi investigación

Share This
Chernóbil fue la "apoteosis de todo lo que estaba mal en la gestión de la economía nacional y lo había sido durante muchas décadas", (Valery Legasov, NEI, 1988).


Mi investigación sobre Chernobil

Hace tres años realicé una investigación sobre el episodio clave de los tres buzos de Chernobil, que salvaron a Europa del desastre nuclear en el post Los tres superhéroes que salvaron a Europa y no eran de Marvel. 

Intentando averiguar la verdad sobre ello, ya que existían múltiples escritos que explicaban el suceso con demasiadas variaciones o invenciones, incluso con fotos falsas, llegué a descubrir e identificar el único documento ruso recopilado por la CIA que explica los hechos. Sin nunca pretender que fuera la verdad completa o absoluta, pero hasta ese momento, no había más fuentes fiables que soportaran los hechos. Ni testimonios, ni registros, ni archivos. 

Por eso, he visto con interés esta nueva serie de HBO sobre Chernobil, pero he quedado muy sorprendido con el tratamiento dado al acontecimiento de los buzos, muy diferente al que yo había encontrado en tales documentos. Y esto merece una actualización.

Investigando he descubierto, que los guionistas de la serie han utilizado el libro Chernobyl 01:23:40: The Incredible True Story of the World's Worst Nuclear Disaster del periodista Andrew Leatherbarrow de 2016 popularizado gracias a un artículo de A Chernobyl 'suicide squad' of volunteers helped save Europe — here's their amazing true story de Sara Kramer para Business Insider en 2018. Leatherbarrow ha escrito el mejor libro sobre Chernobil haciendo una magnífica investigación durante cinco años, muy completa, de archivo y sobre el terreno, incluso hablando con testimonios. Leatherbarrow en un reciente Addendum al prólogo de su libro manifiesta, que ha asesorado a los creadores de la serie de HBO.

Cuando publiqué el post era el 26 de abril de 2016 (día del aniversario del desastre de Chernobil)  y no había tenido la ocasión de leer el libro de Leatherbarrow ni su única fuente del evento de los buzos, ya que también tuvo la original idea de publicarlo ese mismo día de 2016, por tanto, me fue materialmente imposible leerlo. Pero ahora sí.


HBO hace la mejor serie de la historia

Con 9,7 de valoración en IMDbChernobyl es ya la mejor serie de la historia por encima de Breaking Bad 9,5, The Wire 9,3 y Los Soprano 9,1. 

Sin duda, está muy bien a todos los niveles (realización, dirección, escenografía, montaje, actores, guión, banda sonora, localizaciones. etc.), por no hablar de personajes magníficos pero inventados como el de Ulana Khomyuk. Pero hay otros documentales, que aportan datos interesantes. 


La noche del desastre

En la serie de HBO los hechos que ocurren el día fatídico no se explican con claridad, buscando que el desarrollo de la historia vaya explicando algunas claves, pero realmente nadie puede entender lo que pasó sin una explicación algo más científica y pormenorizada. La mejor explicación casi minuto a minuto de la serie de los desafortunados hechos ocurridos en Chernobil la noche del 25 al 26 de abril de 1986 la podemos ver en el docudrama Zero Hour: Disaster at Chernobyl (aquí). En wikipedia también podemos ver la cronología de acontecimientos aquí.


Los buzos otra vez

Como hemos dicho, lo que nos ha sorprendido es el tratamiento del episodio del escuadrón suicida de los tres buzos. La versión de Leatherbarrow dice que no hubo inmersión, que apenas se mojaron las botas. En la famosa serie (docudrama) de la BBC Surviving Distaster de 2006 -que por cierto ni siquiera aparece en IMDb-, tenemos un tratamiento más dramático de este tema, aunque hoy sabemos incorrecto ya que está basado en las versiones anteriores a la investigación de Leatherbarrow. En Surviving el episodio de los buzos es el clímax de la serie, muy bien rodado, con música patriótica rusa y con un simbólico gran plano detalle de las manos, de los buzos antes de tirarse al agua radioactiva, una temblorosa y la otra firme, en la misión suicida de abrir las compuertas de los depósitos de agua para refrigerar el núcleo y evitar que se fusionara. Es la fábula soviética, pero es épica.

Pero la versión que Leatherbarrow expone en su libro y que recoge la serie de HBO, esta basada en una fuente primaria de extraordinario valor: Alexei Ananenko, jefe de ingenieros mecánicos del reactor, que sigue vivo y ha sido entrevistado por Leatherbarrow, corroborando cuanto se dice en la única entrevista conocida de Ananenko Memorias del ingeniero mecánico superior del taller del reactor № 2 Alexey Ananenok publicada por un web aunque no se cita la fuente. Ahí queda claro que el agua les llegaba sólo hasta las rodillas. No fue una inmersión. No murieron del síndrome de irradiación aguda o ARS (por sus siglas en inglés) al poco tiempo. Sobrevivieron. Tanto Ananenko como Valeriy Bezpalov siguen vivos, mientras Boris Baranov falleció en 2005 de un ataque al corazón. El año pasado fueron condecorados por el presidente de Ucrania.

Ananenko en su entrevista relata, que una semana después de la intervención para abrir la válvula, fue obligado a regañadientes a dar una entrevista telefónica a la agencia TASS de donde surgió el material para la fábula. Ananenko se indignó por la distorsión heroica de la historia. Ellos no fueron los únicos, que entraron en las piscinas donde se hallaban las válvulas. Tanto bomberos como técnicos de la central habían trabajado durante los días anteriores para vaciar el agua y hacer mediciones de la radiación. Bombeando consiguieron que el agua se redujera a la altura del tobillo. Los niveles de radiación no fueron tan intensos como se señaló y los "buzos" que no eran buzos y que no tuvieron que sumergirse, conocían el mapa de radiación y los planos de la central. Fue una misión muy peligrosa, pero no suicida, buscando una aguja en un pajar inundado.


Desmitificando la propaganda rusa y norteamericana

Sabemos que la URSS tapaba los desastres construyendo relatos de héroes. Y sin duda, la fábula de los tres buzos hizo su efecto en la URSS. Pero no estamos hablando aquí por ello, sino porque bastante tiempo después, alguien decidió propagar esa misma propaganda en Occidente a través de Internet con bastante éxito. Hasta hoy.

Mi investigación, en definitiva, encontró la fuente de la fabula o el mito que construyo la propaganda de la URSS. Esa fue una primera difusión (1989-1990) interna de la URSS a través de su prensa, para encubrir graves deficiencias mediante la historia de unos héroes, el escuadrón suicida, ante su población.

En medios occidentales apenas se conoció el episodio por una nota de prensa de Associated Press, pero el documento viralizado en Internet surgió de un reportaje publicado por la revista SOVETSKAYA ROSSIYA y redactado por la agencia de comunicación TASS por los corresponsales Vladimir Zhukovskiy, Vladimir Itkin, and Lev Chernenko con el título "Front Line of Courage", publicado el 18 de mayo de 1986, que fue recogido y traducido al inglés por la Joint Publications Research Service (JPRS), agencia nacida en 1957 y clausurada en 1994, que actuaba como una rama de la CIA, que se dedicaba a recopilar información de medios soviéticos y a traducirla. Durante su existencia produjo 80.000 informes, que ahora están desclasificados y son accesibles, entre los que encontré el original. 

Es esta traducción en inglés la que se ha viralizado al menos hasta 2016, se produjo en 2004, pero se viralizó a partir de 2013. Aun permanecen muchos links activos. Y no lo han hecho los soviéticos, que ya no existen, ni los rusos, ya que Chernobil es un tema de Ucrania. Sin duda alguna, lo han hecho los norteamericanos y los europeos. En 2013 empezaron las protestas en Ucrania hasta la Guerra de Donbass, que acabó en 2015 cuando el FMI acordó dar unos prestamos por valor de 17,5 mil millones de dólares. En 2015 ya escribí un post (Playboy en Ucrania o la política en las redes sociales) sobre la utilización masiva de las redes sociales para decantar la opinión pública, especialmente de los jóvenes, hacia los proamericános ucranianos. Incipientes maniobras de desinformación digital, que se han ido sofisticando recientemente, pero en occidente solo nos cuentan las maldades rusas como las que han promocionado a Trump al gobierno de EEUU. 

Probablemente, la reutilización y diseminación del mito de los buzos en Internet, la segunda difusión (2013-2016), está dentro de esta misma maniobra pro Ucrania, como una reivindicación subliminal de que los ucranianos salvaron a Europa y por tanto, europeos y americanos debíamos ayudarlos.

Pero ahora todos sabemos la verdad y sobre todo, las mentiras.


Chernobil hizo explotar a la URSS

La misión de los buzos es, de hecho, la más importante de todas las acciones encaminadas a mitigar el desastre nuclear de Chernobil, de lo contrario, con la fusión del núcleo este hubiera explotado haciendo a toda Europa inhabitable. No solo la Europa del Este como se esta propagando hoy en día. De hecho, el segundo sarcófago, que hoy cubre el reactor 4 de la central ha sido financiado por la Unión Europea con EEUU su aliado de la OTAN, en su propio interés, no por Ucrania, Bielorrusia o Rusia. los países más afectados hoy en día.

Hubo dos explosiones en Chernobil una fue química y la otra nuclear. Pero si el núcleo se hubiera fundido hubiera sido mucho peor. En ese caso los daños directos hubieran sido colosales, arrasando medio ecosistema de europeo y contaminando a gran parte de su población. Pero mucho más graves aún hubieran sido los efectos a medio y a largo plazo, que habrían obligado a emigrar a una enorme cantidad de ciudadanos europeos, un reto migratorio jamás ocurrido. El resto de habitantes, que no hubieran emigrado hubiesen quedado a merced de una muerte lenta pero segura. Con el segundo sarcófago este riesgo se ha reducido para los próximos 100 años, pero siguen habiendo toneladas de material radiactivo, capaces aún de generar un evento enormemente desastroso, incluso después de la probable extinción de la especie humana.

Las explosiones de Chernobil hicieron explotar a la ya descompuesta URSS. El secretismo y el engaño no funcionaron. La radiación no entiende de países y así pocos años después en 1990 empezó a disolverse la URSS.

Pero en todo caso una reflexión. A pesar de los grandes errores y de los retrasos, así como del desconocimiento, los engaños a los liquidadores y los intentos de encubrimiento de los rusos al intentar resolver el desastre de Chernobil, dudo que en Occidente se hubieran podido coordinar tantos medios y arriesgar tantos hombres como hicieron en la URSS. No se si lo de ser una dictadura con un demócrata al mando como Gorbachov fue una ventaja.


Y para terminar, olvida Juego de Tronos

Me alegra ver, que durante los últimos episodios de una de las peores series habidas y por haber, como es Juego de Tronos, con ocho soporíferas temporadas, reflejo de nuestra casta política pérfida y traicionera, pero que la audiencia ha tomado como un modelo a seguir en vez de una crítica, casi sin que nadie se entere, Chernobyl, una miniserie de tan sólo cinco episodios, ha eclipsado a la audiencia y se ha convertido en la mejor serie de la historia, con un presupuesto mucho más humilde y enviando mensajes tan positivos como la cooperación humana, el valor de decir la verdad y el respeto del medioambiente.



Post Bottom Ad

Pages