Introducción a la Digitalidad: Sistema de Filosofía Digital (I) - Rais Busom Thinking Lab

Rais Busom Thinking Lab

BLOG DE PENSAMIENTO DIGITAL: ONTOLOGÍA, SOCIEDAD DIGITAL, BLOCKCHAIN, INNOVACIÓN, PERSONAS Y ROBOTS

Post Top Ad

Introducción a la Digitalidad: Sistema de Filosofía Digital (I)

Introducción a la Digitalidad: Sistema de Filosofía Digital (I)

Share This
Algunos pocos se preguntarán ¿qué es la Filosofía Digital? ¿Una etiqueta más para la filosofía contemporánea? De ninguna manera. La Filosofía Digital es aquella que considera, que la realidad no es analógica sino digital, que no es continua como en la física clásica, sino que es discreta como en la física cuántica.

Cada vez oiremos hablar más de ello. No sólo es un tema filosófico sino científico, un tópico del pensamiento en general, desde muchas disciplinas. Para la Filosofía Digital, toda la realidad sería describirle por la Teoría de la Información como hace el físico Edward Fredkin, autor del famoso libro de física llamado Digital philosophy. Energía y materia, serían información. Las partículas se comportan como bits, y el mismo universo sería una computación, que no una simulación como sostiene erróneamente el filósofo de la superinteligencia Nick Bostrom.

He aquí nuestra tesis central:

Hemos llegado a pensar que lo digital era lo suplementario de la realidad, una realidad virtual, construida por la tecnología humana, pero no es cierto, es justo al revés, la tecnología y la ciencia actuales nos están permitiendo reconocer la auténtica realidad de la naturaleza. Toda la realidad es digital, cuando pensábamos, que era analógica era por la insuficiencia e ineficiencia de la antigua tecnología, por nuestra incapacidad para medir, que no nos permitía conocer como es auténticamente lo real. La realidad son datos, bits, qbits, no objetos. La realidad es información y la información la gestiona sólo la inteligencia.

Existen muchos precedentes de una filosofía discreta en oposición a lo continuo. De hecho, es un debate entre dos grandes tendencias en la ciencia y en la filosofía. Parménides decía que la realidad (el Ser) era único e indivisible, mientras Demócrito decía que se podía subdividir en átomos.

Zenon y su famosa paradoja de Aquiles y la tortuga, se consideró durante mucho tiempo un argumento en favor de la consideración de la realidad como una continuidad indivisible. La paradoja explicada por Borges en castellano sencillo en su escrito La perpetua carrera de Aquiles y la tortuga, reza de la siguiente manera: 


Aquiles, símbolo de la velocidad, debe alcanzar a la tortuga, símbolo de lentitud. Aquiles corre diez veces más rápido que la tortuga y le da diez metros de ventaja. Aquiles corre esos diez metros y la tortuga corre un metro; Aquiles corre ese medidor, la tortuga corre un decímetro; Aquiles ejecuta ese decímetro, la tortuga corre un centímetro; Aquiles corre ese centímetro, la tortuga corre un milímetro; Aquiles corre ese milímetro, la tortuga corre una décima de milímetro, y así sucesivamente hasta el infinito; para que Aquiles pueda correr por siempre sin alcanzarlo.

Si se divide el espacio en infinitos segmentos, Aquiles nunca alcanzará la tortuga contra la evidencia empírica. Por la misma época,  Diógenes de Sinope demostró la absurdidad de la paradoja, simplemente andando. Aristóteles y otros filósofos reaccionaron para resolver la paradoja, pero no fue hasta Leibniz que inventó el cálculo infenitesimal en su obra Nova Methodus pro Maximis et Minimis de 1684, que se pusieron las bases para una solución matemática, ya que una suma de infinitos términos puede dar un resultado finito. De hecho, la solución vino de otro matemático llamado James Gregory. Como explica Gabirela A. en Xataka Ciencia:


Así que si Aquiles recorre 1 estadio en un minuto y la tortuga 1/10 de estadio en el mismo tiempo, Aquiles recorrerá 1+ (¡caramba, se ha movido!) 1/10 + (¡otra vez!¡le ha dado tiempo a moverse!) 1/100+ (¡again! bueno, en griego) 1/1000 …etc: 1+1/10+1/100+1/1000+...= ¿cuánto? Desde luego esta suma no da una distancia infinita que requiere infinito tiempo recorrer, sino una distancia concreta: 1,111111111… estadios. Y eso Aquiles se lo hace con la gorra en un minuto y pico (1,111…), la tortuga no tiene nada que hacer.

Leibniz pone las bases modernas de la Filosofía Digital al introducir el sistema binario moderno, documentado en su artículo Explication de l'Arithmétique Binaire del 1703, aunque ya en 1679 en su obra De progressione dyadica, lo utiliza como modo de cálculo para las fracciones decimales. En él se mencionan los símbolos binarios usados por matemáticos chinos, pero Leibniz utilizó el 0 y el 1, como hoy en día. 

El filósofo italiano Giuseppe O. Longo es uno de los mejores divulgadores de la Filosofía Digital. Su libro Bit Bang. La nascita della filosofia digitale escrito con Andrea Vaccaro es un buen referente. 

Por nuestra parte, siempre nos hemos considerado un pensador digital por la posición de privilegio para esta temática, debido a la intersección entre mi formación filosófica y mi desarrollo profesional en el ámbito de la transformación digital, con lo que después de habernos dedicado en el pasado a desarrollar temas de filosofía digital relacionados con el ámbito social, ahora vamos hacerlo sobre aspectos ontológicos y epistemológicos de la digitalidad, que hemos construido como un sistema filosófico.

Algunos de los artículos:
Existen muchas variaciones sobre lo que es Filosofía Digital, sus teorías, y sus dominios y tópicos, bastará con indicar dos grandes corrientes: 

a) el enfoque ontológico: los que creen que la realidad es realmente una computación hecha de bits o qbits (seria la versión fuerte), y 

b) el enfoque epistemológico: los que creen que la realidad puede describirse como una computación a través de la teoría de la información y sus desarrollos más recientes (lo que vendría a ser la versión ligera).

Estas teorías, hipótesis y marcos explicativos, no son sólo filosóficos, sino que hay que recordar que son también parte del paradigma científico computacional en formación. Por ejemplo, los sorprendentes avances matemáticos en la Teoría de la Información Integrada del profesor Giulio Tononi (ver Todos somos marcianos: la conciencia de un fotodiodo y porqué no entendemos a los extraterrestres),  que permiten definir la conciencia mediante ecuaciones y darnos cuenta, que esta tiene muchos niveles, está diseminada por todas partes y que no sólo es biológica o inteligente.

En nuestro caso, diremos que adoptamos la primera opción, pero al final se entenderá, que en realidad, con nuestra propuesta, no hay diferencia entre los dos enfoques, porqué la ontología es semántica y el significado es nuestra realidad, quizá no la última realidad, pero si la nuestra, la humana. El sistema desarrolla el concepto de digitalidad, que es la propiedad esencial de la realidad.
Es complicado empezar la descripción de un sistema con una narración, porqué no es una dispositivo lineal, y es difícil entender una parte sin conocer el sistema completo. Por esto, empezamos con la publicación de un esquema simple, y aunque es provisional, porqué puede llegar a modificarse, nos ayudará a mantener una idea de conjunto a medida, que vayamos describiendo las diversas partes. 


Post Bottom Ad

Pages