Contra la filosofía en la escuela. Enseñemos a pensar a los jóvenes.

Tenemos generaciones de alumnos, que han estudiado filosofía en la escuela y sin embargo, la odian. ¿Cómo hemos podido cometer este delito de odio? Hemos pasado del amor a la sabiduría al odio por la filosofía en pocos siglos.

Si hay una asignatura que debería ser diferente a las demás, esta es la filosofía. Debería ser como las prácticas de laboratorio, pero de un laboratorio lingüístico de pensamiento: el laboratorio del pensar (Thinking Lab). Interesante, útil y divertido.

La filosofía no puede ser una asignatura doctrinal, está precisamente en contra de lo que quiere decir filosofía. La filosofía es una praxis, es acción, no conocimiento. La filosofía debe consistir en enseñar a pensar, no en memorizar conocimientos de filósofos trasnochados. Filosofía es filosofar, pensar, no estudiar historia de la filosofía. En el temario de la asignatura en el instituto, los conocimientos no deberían ser idealmente más de un 25%, como mucho un 50%, el resto debería ser definido únicamente por el profesor, adaptándose al alumnado, a la comunidad local, y a los temas que preocupan a la sociedad, con total independencia de la ideología del centro. Deberían ser talleres prácticos, que cada profesor debe definir con total libertad de cátedra.

Mientras la escuela no cambie su método tradicional, mientras el resto de asignaturas estén basadas en conocimientos a memorizar sin comprender, la filosofía -o más correctamente el pensamiento-, debería dedicarse a razonar, a hacer madurar a los alumnos en el espíritu crítico, en la argumentación racional, y en el dialogo constructivo, que tanta falta hacen en nuestro mundo donde la falsedad virtual de las redes sociales, se ha convertido en el modelo del no pensar.

¿Qué clase de ciudadanos-borregos estamos creando?


Ejércitos de followers, loros amantes del karaoke, místicos irracionales, individuos sin ética, o autómatas pegados a un móvil.

La filosofía es, sin lugar a dudas, la única asignatura realmente importante del currículo escolar, y la única capaz de formar personas, que no sean sujetos semi-robotizados idiotizados, en definitiva, la única que vale la pena enseñar, aunque no la única que debe darse.


El pensar es un actividad, es algo vivo, es interacción. Praxis lingüística con la que se cambia el mundo, porque el mundo es el lenguaje.

Digamos no a esa filosofía ultracongelada, no al adoctrinamiento de los alumnos, no a la mutilación de los profesores de filosofía y de su iniciativa. Basta ya de aborregamiento, basta ya de esta tomadura de pelo metafísica. Contra los burócratas del Ministerio, contra todos los inútiles, que sesgan las ideas y la creatividad de las nuevas generaciones, y ahogan su inteligencia a unas pruebas estúpidas, después de tediosas clases inútiles.

A vosotros, que vivís e una caja mental tan pequeña, incapaz de tolerar la diferencia, a vosotros inquisidores de miseria intelectual, ninguno de vuestros protocolos, ninguno de vuestros Informes Pisa, ni toda la basura de normas, que solo vosotros sois capaces de entender, y que no sirven para nada mas, que para sosteneros en vuestro corrupto sillón del 3%, os queremos fuera de nuestro sistema escolar. A vosotros, bípedos implumes impensantes, vuestras ideas son tan cortas como los pelos de vuestras narices. Estamos hartos de vuestra ignorancia tóxica y de vuestra mediocridad balbuceante, de vuestra maldad líquida, y de vuestra triste censura edulcorada de jerga pedagógica.


Hay que fomentar los ejes de una nueva República Post-Ilustrada: la Libertad de Pensamiento, la Igualdad de Género y la Fraternidad Social. Por la República del Saber, por el poder de saber, que somos diferentes, por un futuro mejor, que el mejor de los futuros imaginados por los censores del entusiasmo y de la creatividad. 

Rompe con todo, derriba las puertas de la clase, saca las sillas al pasillo, no sigas ningún horario, no obedezcas a ninguna autoridad autoritaria. La llamada del deber ser uno mismo, es la única trinchera. Vosotros sois la vanguardia de la rebelión en las aulas. 

Alumnos y profesores, rebelaros contra los padres irresponsables, contra la dictadura del Centro, contra el Ministerio, contra todo el Todo. No dejéis títere con cabeza. Rebelaros contra la falsa filosofía doctrinal, para poder pensar, para ser libres. Por un futuro mejor, por un planeta vivo, por una felicidad acompañada. ¡Declarad la huelga a Platón y a los platónicos! ¿A qué esperáis? Haced comentarios de textos de las leyes, que os estrangulan. Caminad por los pasillos del pensar.

La Rebelión del Pensar va a tener lugar en todos los Centros muy pronto. El fantasma de una Huelga Platónica recorre todo el país. Nadie podrá detenerla, porqué el pensamiento sorprende en sus formas originales. 

Cuanto más insistáis en que nuestros alumnos sean unos Filósofos-Borregos, más conseguiréis, que los profesores y alumnos valientes, brillantes e inconformistas con la deleznable trituradora de cerebros y el burdo matadero pedagógico, estén fuera de vuestro control, y que piensen y sean de verdad, lo que quieran ser, cambiando este mundo vil y esta sociedad ruin. Y que se conviertan incluso en vuestros verdugos intelectuales.

Duda, pregunta, piensa, de lo contrario, no existirás como ser humano libre y responsable de sus decisiones, y seras un triste borrego más en la inmensa granja del poder. 



Si te interesa saber más puedes ir a nuestra escuela online de pensamiento Thinking Lab Academy y realizar el curso Aprende a pensar como un gurú siguiendo el link  https://lnkd.in/g6MjrZK

Contra la filosofía en la escuela. Enseñemos a pensar a los jóvenes. Contra la filosofía en la escuela. Enseñemos a pensar a los jóvenes. Reviewed by Rais Busom on diciembre 07, 2019 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.