El pensamiento del martillo: un manifiesto. La crítica precede el emprender.

¡ Pensadores del mundo separaos ! 


De mi, de ti, de los demás, de todos, del mundo, para ser lo que sois y que otros puedan seguir siendo lo que son, sin mentiras, sin falsas verdades, sin ídolos, ni mitos, ni jefes, ni dioses, y así volver al mundo contigo, conmigo, con los demás, sabiendo lo que hay que hacer, para conseguir un futuro apasionante. Lejos de obesas burocracias, de caudillos invisibles, del perverso karaoke social, de automatismos robotizados, de las escuelas del martirio o de la oquedad de las academias de filosofía.

Venced toda resistencia al pensamiento, cualquier reluctancia a pensar, sed inasequibles al desaliento de la conjura de los necios impensantes, que vendrán a reírse de vuestras dudas, a criticaros vuestras respuestas, a ofenderos con sus mentiras, a prohibiros a amar lo que queréis ser. Pensad fuera de vuestra caja mental y de la casa de torturas del pensamiento oficial. Alejaros de la esa filosofía rancia y aburrida, que sólo se mira a sí misma y de sus patéticos profesores, que persisten en los perversos errores del siglo XX, con el orgullo de un verdugo y os ahogan con citas irrelevantes de filósofos trasnochados. El pensamiento está fuera de las aulas, en los bares, en las empresas o en las ONGs. Es un movimiento social imparable. Una agónica pasión por el cambio positivo. 
Deshaceros de esa horda de zombis digitales y de zopencos virtuales, que tienen una verdad absoluta para cada duda razonable, una mala razón para cada buena idea y un mantra vacío para intentar rebatir cada crítica fundamentada que hagáis. Olvidaros de sus inútiles e insoportables repeticiones de loros artificiales sin inteligencia. Desmontarlos sin piedad, aniquilad su falso discurso con la  elegante crueldad del cinismo, degollad sus conceptos ineptos con la espada del crudo razonamiento, destruid con determinación sus sentimientos subrepticios de estafadores por su falsa autenticidad con vuestra capacidad de comprender y sumid en el desprecio más categórico a todos los esclavos mentales, a los  abducidos cerebrales, a los prisioneros de la mentira, a los hackers de la ética, a los siervos de las fake news y sed definitivamente librepensadores del futuro.  

A todos aquellos, que prefieren saber a creer, ser responsables a obedecer, preguntar que contestar, crear que seguir, cooperar que conspirar, vivir que llorar, va dedicado y dirigido este libro artefacto. Y también, a aquellos emprendedores tecnológicos, blogueros intelectuales, youtubers conceptuales, twiteros filósofos e instagramers de la razón pura, que son auténticos pensadores digitales.

Para aquellos humanos, que no piensan como robots, para aquellos amantes de la sabiduría digital, que no repiten lo que oyen, ni opinan lo que otros, que tampoco se convencen de lo impropio, que miran más allá de lo mundano, que quieren la Luna pero que aman el Planeta aunque les gustaría ir a Marte, que quieren cambiar las cosas, que no tienen palabras para todos los desastres humanos, pero que hacen cosas cada día con la razón y la pasión, rehuyendo de lo único y de lo lo mismo, abrazando la diferencia y la inmanencia. Consiguiendo que vivir valga la pena y no de tanta pena.

Para todos ellos, aprendices de pensadores, pensadores entrenadores, filósofos part-time, teóricos accidentales, para la gran mayoría de humanos que hacen cosas, que crean cosas nuevas, que piensan antes de hacer, que están aquí para hacer algo, para dejar huella, abrazando un propósito para construir y compartir un futuro brillante, os dejo esta caja de herramientas del pensador sin oficio, del pensamiento sin filosofía, para lograr hacer del mundo un mundo mejor, que el mejor mundo posible.

No me sigáis. No seáis robots. Encontrad vuestro propio camino. 

Siendo. 
Actuando. 
Pensando.

(De la introducción "<meta name="robots" content="noindex,nofollow">" a mi libro Kant en Silicon Valley) disponible en Amazon:


El pensamiento del martillo: un manifiesto. La crítica precede el emprender. El pensamiento del martillo: un manifiesto. La crítica precede el emprender. Reviewed by Rais Busom on octubre 18, 2019 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.