Kant en Sillicon Valley

¿Qué podrían hacer juntos un matemático, un filósofo y una tecnoartista reunidos con ingenieros y emprendedores? Una conversación libre entre mundos tan diferentes. Algo desconcertante para la era industrial, empieza a ser algo habitual tanto en las élites económicas como en los margenes de la sociedad. Como si un eterno Kant hubiera cambiado el desconocido pueblo de Koenisberg, de donde nunca se alejó demasiado, por el pujante Silicon Valley. Kant ha venido al laboratorio de la innovación, ha traído el pensamiento al epicentro del mundo emprendedor. Esta metáfora evidencia como el pensamiento crítico se ha vuelto esencial para el emprendimiento. Ya no se puede innovar y emprender sin pensar. Pensar es ya un negocio muy serio.

Y el espíritu de Kant ha venido a Silicon Valley a ayudar a pensar el futuro. Entendemos como emprendedor cualquier persona, que crea y gestiona una organización, sea una empresa, un departamento, una entidad sin animo de lucro, un partido político, una asociación, un proyecto social.
Así es que el emprendimiento y el pensamiento siempre han estado más cerca de lo que sospechan muchas personas. Es un hecho recurrente en la historia. 

En Silicon Valley las empresas han empezado a contratar a filósofos. Quieren pensadores. Emprendedores que piensen. Empleados que razonen. Google empezó la tendencia contratando a Damon Horowitz como “In-House Philosopher”. Otros han preferido contratarlos como consultores, como es el caso de Skype con Andrew Taggart. Se afianzan los Chief Philosophy Officer. La filosofía ayuda a definir soluciones innovadoras, estratégicas y éticas. 

Todo esto parece sorprendente, pero en realidad, un empresario o un emprendedor, incluso un activista o un agitador político, siempre está pensando antes de tomar decisiones. El pensamiento reduce la incertidumbre, la entropía, es su función principal. El emprendedor siempre está pensando estratégicamente y tácticamente, en que es lo mejor. 

La actividad del pensamiento es más que buscar respuestas, hacer preguntas, más que buscar soluciones, buscar problemas, crear problemas donde no los hay, problematizar hábitos adquiridos y verdades establecidas. 

Una frase falsamente atribuida a Einstein “Aléjate de la gente negativa, ellos siempre tienen un problema para cada solución”, precisamente describe con perfección al pensamiento. Acércate a la gente negativa. La negatividad no es otra cosa que la capacidad de análisis, ninguna mejora positiva vendrá sin antes detectar los puntos negativos con honestidad. El pensamiento crítico hace tambalear las soluciones más establecidas, porque al crear un problema o ver sus defectos, puede crearse algo mejor. Kant definitivamente ha venido al corazón de Silicon Valley para quedarse. Lo explico en mi nuevo libro: 
Kant en Silicon Valley. 
Pensamiento crítico para emprendedores

Kindle Ebook G R A T I S del 23 al 25 de septiembre de 2019

Libro en papel con descuento

El libro se puede leer GRATIS online si tienes suscripción a Kindle Unlimited con Kindle Cloud Reader (https://read.amazon.com/ no hace falta tener el dispositivo Kindle) o descargar GRATIS el Kindle Ebook durante el mismo tiempo de la oferta.


Kant en Sillicon Valley Kant en Sillicon Valley Reviewed by Rais Busom on septiembre 22, 2019 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.