Por fin, he sido pirateado: soy feliz! - Rais Busom Thinking Lab

Rais Busom Thinking Lab

BLOG DE PENSAMIENTO DIGITAL: ONTOLOGÍA, SOCIEDAD DIGITAL, BLOCKCHAIN, INNOVACIÓN, PERSONAS Y ROBOTS

Post Top Ad

Creo que cuando un autor llega a su máximo esplendor es cuando es pirateado. Recientemente he conseguido ese glorioso estatus. 

Después de haberme pasado años escribiendo cosas complejas sobre filosofía y sociedad digital en este blog, la publicación de mi libro de filosofía de la felicidad, SABIAS FELICIDADES. Saber ser feliz ahora, ha encontrado una temática atractiva para la piratería. 



La felicidad es atractiva y vende. Bueno, para mi no vende tanto, pero si para los pirateadores profesionales, que automatizan tópicos según rankings de palabras claves y densidad textual. De todas maneras, no es un libro de autoayuda para consumo rápido, es un libro sencillo, pero de digestión lenta, porque con el pensamiento no hay atajos. No se si eso lo capta la estadística textual...

De nada, me sirve frente a esos hijos de la gran perra, que tenga todos los derechos reservados, aunque para otros proyectos soy un entusiasta de Creative Commons. ¿Qué defensa tengo frente a ellos? Ninguna. 

Sin embargo, un estudio de la Unión Europea (ver Estimating displacement rates of copyrighted content in the EU), ocultado durante tiempo y revelado por la parlamentaria europea Julia Reda (ver What the Commission found out about copyright infringement but ‘forgot’ to tell us), concluye que no hay ninguna correlación entre piratería y pérdida de ventas en la industria cultural. Entonces no hay excusas. Quien no vende, no vende.

Ante este panorama desolador, hay una tecnología que promete cambiar completamente el estado de la cuestión. El protocolo del Bitcoin, llamado Blockchain utilizado para gestionar derechos y activos digitales, consigue, que lo digital tenga algunas de las propiedades de lo analógico. Me explico.  Mientras la copia digital por mucho que esté numerada o firmada es copiable idénticamente, y no hay diferencia entre una copia y otra, Blockchain puede hacer que cada copia sea diferente, incopiable y almacenada de manera única e irrepetible, casi igual que un libro físico. Incluso se puede conseguir automatizar el cobro de royalties según el nivel de ventas. 

Piratas de lo digital, tenéis los días contados...

Como autor nada me hace más feliz, que ser pirateado, pero a ti como lector, nada te va a hacer más feliz, que saber como serlo, gracias a mi libro:



Post Bottom Ad

Pages